VIAJES

Arquitectura y Naturaleza

La Casona Olivera / Parque Avellaneda

Los domingos a la mañana, nos gusta ir al parque  a realizar nuestras "Caminatas energéticas"...si, así las llamamos!.... porque caminamos entre árboles añejos, respiramos cada aroma que ellos desprenden, escuchamos el canto de muchas especies diferentes de pájaros, tomamos un poco de sol, y luego volvemos a casa, cargados de ésa energía que nos brinda la naturaleza!
Vivimos muy cerca del Parque Avellaneda, el cual conocimos, a partir de nuestra mudanza del año pasado al barrio.
Enseguida hicimos, muy buen vínculo con él y siempre que podemos, nos escapamos un ratito a disfrutarlo. Es un parque muy grande, está muy bien cuidado y llama mucho la atención la forestación que tiene y la particularidad especial también, de albergar a la
la Casona de los Olivera. Imposible, no detenerse a tomarle fotos a ésta antigua vivienda, que funcionaba en sus épocas con tambo y natatorio propios.Tanto la casa como éstas dependencias, se aprovechan actualmente, como centro de exposiciones de artes plásticas, arte digital y proyecciones de cine en video y demás.
Vale la pena conocerla, se la puede recorrer en su interior, apreciar sus pisos de mosaicos calcáreos, la importante escalera de madera en su entrada, aberturas, vitrales y demás detallles arquitectónicos  para conocer un poco más de la historia, en aquellos años.
El parque también conserva, un recorrido de vías férreas, ya que en algún momento funcionaba un trencito, que paseaba a la gente por todo su interior. Actualmente se está tratando de recuperar, ésa vieja costumbre!

Como detalle para quienes practican meditación: existe un área dentro del parque, especialmente diseñada para tal actividad.Allí cambia notablemente la vegetación y la luz : hay muchas cañas de bambú y la copa de los árboles, están tan pegadas entre sí...que abunda la sombra! Además hay asientos, dispuestos en forma de círculo!

Bueno, para los que quieran ahondar un poco más en el tema, aquí les paso algo más de información, y el resto... lo dicen las imágenes!


Las tierras que hoy conforman el Parque Avellaneda ,fueron primero la Chacra de las Huérfanas, a cargo de la Hermandad de la Santa Caridad de Nuestro Señor Jesucristo. La chacra pasó luego a propiedad de don Domingo Olivera y se la conoció como la de "Chacra de Olivera".
Sobre la primitiva casa se proyectó la Casona que hoy se conoce. La propiedad fue vendida a la Municipalidad en 1912 y, en 1914, se inauguró como parque público.
Tras un largo proceso de deterioro se inicia en 1989 la recuperación del parque a cargo de un grupo de vecinos, quienes construyeron una red de asociaciones, grupos y personas interesadas en la tarea de mejorar el parque y el barrio.
El Parque Avellaneda es, por su extensión, por su forestación, y por su patrimonio sociocultural, el segundo parque de la Ciudad de Buenos Aires, y tiene además un gran impacto en el sudoeste porteño y metropolitano.
Ha conservado, desde sus orígenes, una continuidad de valores e ideas. Desde siempre fue un lugar solidario e innovador, que acogió a los vecinos dando respuestas a las necesidades de grandes y chicos.
Su historia se refleja a través del patrimonio edilicio, testigo de los tiempos. La Casona de los Olivera, el primer natatorio público, el antiguo Tambo y el Jardín de la Meditación que aún conservan la magia de otras épocas.
Los árboles, los pájaros, las flores;la murga, el teatro, los artesanos, la música y danzas folclóricas, las obras de arte contemporáneo, el cine; pasado y presente convergen y lo enriquecen día a día.


                                                                     EL PARQUE

















Algunas esculturas










                                                     LA CASONA DE LOS OLIVERA

























Ex Natatorio








Ex Tambo



Los interiores de la casa, se los debo para un próximo post!

8 comentarios

  1. Mónica O18.5.10

    ¡Qué buen post, Marcela! Gracias por mostrar tan hermoso lugar. Saludos!
    Mónica

    ResponderEliminar
  2. Marce, me acuerdo de haber estado en éste parque, pero me parece que nunca visité la casona así que me va a encantar ver las fotos del interior...acá me quedo esperando!

    ResponderEliminar
  3. Ohhhhhhhhhhhhhhhhh toda una maravilla el parque, pero desde luego las esculturas y la casona me han dejado con la boca abierta. Por un sitio así no me extraña que llames "caminatas enérgeticas" yo también las llamaría así. Gracias por el reportaje y espero impaciente el interior de la casona.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. precioso Marcela , tiene que ser una gozada pasear por ahí y cerquita de casa , es ideal, y muy interesante la historia, gracias por explicarla!
    un abrazo, Olga

    ResponderEliminar
  5. me encanta!!! el parque y los edificios son realmente preciosos y muy señoriales.

    ResponderEliminar
  6. Buenísimo este post !!! soy fanática de la historia argentina, me encantó, te felicito !!!

    ResponderEliminar
  7. Me hiciste por unos minutos volver a mi infancia. Por lo menos al recordar tantas anécdotas de mis primeros años en el Parque Avellaneda! Viviamos cerca y allí era muy delicioso ir!!
    Seguirá existiendo el famoso tren?
    Hermosas fotos y muy buen post! Gracias!

    ResponderEliminar
  8. Qué bueno que les haya gustado! tenía muchas ganas, de que conozcan al parque y la casona, la verdad da gusto éste lugar!
    Ale C : qué lindo que lo hayas disfrutado y por un ratito, también hayas vuelto a tu infancia con las imágenes!
    El trencito quiere volver!! se están juntando firmas por todo el barrio, para re-establecer el paseo.Ojalá el gobierno de la ciudad intervenga en éste asunto, la gente lo reclama!
    besos
    Marce

    ResponderEliminar

© Deco Marce • DISEÑO / Maira Gall