SLIDER

Mendoza - Bodegas López

Ups! 
ya hace una semana que volví de mi viaje a Mendoza,
 y recién ahora pude organizarme con las fotos del viaje!
Siempre es positivo re- conectarse con lo que uno disfrutó mucho, 
asique éste post y los sucesivos... 
me vienen de maravillas para recordar y de paso
 compartirlo con todos ustedes también.

Estuve por ésta ciudad con mi familia cuando tenía diez años,
solo recordaba el monumento Cerro La Gloria, fue entonces 
como estar allí por primera vez...y me encantó!

Fue un viaje express en medio de la locura de la semana,
horas previas a mil corriendo de un lado al otro,
tratando de cumplir con todo,
organizar la casa, las valijas y dejar a los chicos con la abuela...
Acostarse tarde, levantarse muy temprano y con mucho frío,




tomar el avión

 y en una hora llegar como a "otro mundo"...
Ups!
Valió la pena tanta movida!

Recién llegados, nos esperaban para trasladarnos al hotel.
De camino en el auto, comenzaban a informarnos sobre la ciudad...
Mendoza comenzaba a atraparnos y los decibeles internos de cada uno
ya estaban bajando...
Aunque ellos decían que el tránsito era un caos y bla, bla
nosotros ya sentíamos el cambio de ciudad.

Dejamos las valijas y salimos a caminar un poquito por los alrededores,
para conocer  y sentir el ritmo tranquilo de la ciudad.





A la vuelta de la caminata, teníamos excursiones a algunas bodegas y 
fábrica de aceite de oliva.
La primer visita fue a Bodegas López 
ubicada en el departamento de Maipú
a unos 30 minutos desde el centro aproximadamente.
Un gran predio de más de 26.000 metros cuadrados cubiertos.

La elaboración del vino comienza en el viñedo
 donde influyen de manera importante la ubicación, 
suelo, clima, cepaje y cuidados en la labranza.
La bodega tiene plantadas 1100 ha. de viñedos propios. 
Cada año incrementa su plantación de viñedos con el fin de abastecer su demanda.






Ésta bodega en los últimos años aumentó su capacidad de almacenaje y añejamiento de vinos,
contando en este momento con un total de 40 millones de litros,
 de los cuales 5.240.000 se almacenan en toneles y cubas de roble francés
 de más de 5.000 litros de capacidad.



 Luego del proceso de fermentación y trasiego los vinos son filtrados.
 Los tintos serán trasladados a vasijas de roble, donde se inicia el periodo de añejamiento,
 allí permanecerán de uno a seis años, dependiendo de las variedades de uvas
 y el destino que tenga cada variedad.





Los vinos tintos se añejan en Toneles de Roble de Nancy (Francia):
 su capacidad varía entre 5.000 a 35.000 litros.


Para asegurar la calidad en la elaboración de sus vinos,
 la bodega dispone de maquinarias de última generación tecnológica,  
que le permite desde el viñedo contar con uvas de inmejorable calidad,
 cosechando a mano y transportando en cajas plásticas para garantizar la integridad del fruto.

 En la vendimia estos frutos son recibidos en lagares de acero inoxidable, 
despalillados en delicadas maquinarias y fermentados en tanques de acero inoxidable
 que disponen de sistemas automáticos para el control de la temperatura.







En la bodega existen dos líneas de llenado de botella 
y dos de vestido de última generación,
 la principal tiene una capacidad de producir 10.000 botellas por hora.




 Una vez llenadas, colocadas en sus cajas y palletizadas, 
son estibadas en depósitos con temperatura controlada
 hasta esperar su despacho.



 Imágenes del Museo



Aquí, el restaurant y venta directa de productos.




La verdad, una maravilla la guía turística del lugar,
super informada y apasionada 
nos informó con lujo de detalles y mucha pasión acerca
del arte del vino.
Quedamos fascinados con toda la historia,
y la movida que trae aparejado todo ésta tema,
que para mí era desconocido.
No tomo nada de alcohol, pero me dispuse a probar en las catas
para saber de qué hablaban y entender aún un  poquito más...

Acá está la prueba


Me gustaron los distintos sabores y apreciar las cualidades 
de cada uno, que nos iban eseñando.
No les digo que a partir de ahora comienzo a tomar vino diariamente,
pero por lo menos ya sé reconocer un buen Malbec.
( quien hubiera pensado...)

Mañana seguimos la recorrida,
Mendoza tiene mucho más para ofrecernos!

BUEN MARTES
PARA TODOS!













10 comentarios

  1. Marcela, qué linda la entrada de hoy!!! Me alegro mucho que hayas disfrutado de Mendoza. Un beso.Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea! siii difruté a full Mendoza y quedamos en volver :)

      Eliminar
  2. Que linda tu entrada y me recuerda cuando estuve viviendo un año por allá , uno aprende mucho.- Besos y gracias por las hermosas imágenes.- Desde Neuquen te mando un cariño enorme.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, los viajes son aprendizajes maravillosos!!

      Eliminar
  3. Lo que me gustó es que todavía te organizas para dejar a los chicos con la abuela siendo grandes ....yo siendo más chicos ya los tenía que dejar solos y sentia un sentimiento de culpa bien feo !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque son grandes no me animo a dejarlos solos en la casa...y los abuelos siempre están presentes :)
      Besos

      Eliminar
  4. Marcela!!!! yo volví de hacer el viaje a las bodegas el mes pasado! no fui a las bodegas Lopez, pero si a Zucchardi, Lagarde y Pulenta.
    Divino Mendoza, no conocía y volví fascinada!!!
    El año que viene lo voy a volver a hacer!!! pero con vendimia incluída!!!!

    beso grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. viste cómo te quedás enganchada con todo el tema? yo quería hacerme curso de sommelier ya! jajaj

      Eliminar
  5. DIVINAS las fotos, estuve ahi con vos y la cata del vino!
    un abrazo grande, me encantà como esta el blog!
    Anabella
    my washi tape

    ResponderEliminar
  6. Mendoza es divino! y la visita a las bodegas es un placer... no solo por la cata! jeje en general, todos son super apasionados por lo que hacen y contagian su amor por el vino. Un beso!

    ResponderEliminar

© Deco Marce • Theme by Maira G.