VIAJES

Mueble Cuisine

Hoy les voy a compartir imágenes
 de uno de ésos muebles
de los que a veces me gustaría quedarme...




Les confieso que no tengo apego por los muebles,
pero algunos me provocan mucho cariño.
Tal es el caso de éste...


Lo encontré en un color celeste original soñado
 para mi gusto y



y con una tabla de aluminio
 que lo hacía 
tan cálido y con aires bien de campiña...


Funciona perfecto con una decoracíón rústica y vintage,



con objetos enlozados y mucho azul...



Me enganché sacándole fotos...
porque me inspiraba...


Agregué algunos objetos a la producción aquel día y





luego lo cambié de sector
y lo probé en mi cocina en el espacio que ocupa una alacena alta que tengo,
solo para ver el cambio.


Y luego, todo volvió a su lugar.


Ésta práctica la hacía en mi casa, 
cuando de adolescente vivía con mis padres.


Mi amiga Silvana de San Francisco seguro lo recuerda.
Ella me ayudaba a cambiar y mover los muebles de  lugar.
A mi mamá no le gustaba que cambiara los muebles de donde ella
los había puesto.
Entonces cuando se iba de casa...
yo aprovechaba,
movía todo a mi gusto para ver el cambio,
lo disfrutaba,
y luego todos regresaban a sus puestos!
Bueno todo no,
SIEMPRE DEJABA ALGO distinto
que a mi mamá la alertaba de lo que yo hacía...
A mi me resultaba muy placentero y divertido,
hoy lo sigo haciendo



pero en mi casa...
Un recuerdo lindo, que se conecta con lo que hago hoy
con lo que me gusta,
y también con la amistad!

*
El mueble ya se fue
 y encontró su nuevo hogar!

BUEN MARTES
PARA TODOS!




10 comentarios

  1. Hola Marce!!! que tengas un hermoso dia!
    A mí también me encanta cambiar los muebles de lugar, de chica y ahora de grande, es como destrabar energía en determinados lugares de la casa. Lo recomiendo verdaderamente, uno tiene la sensación de mudarse dentro de la misma casa y el plus de dejar la habitación más liviana, con mejor aire circulante.
    Pasando a otro tema, quiero consultarte: sabés dónde puedo aprender a restaurar muebles por aquí por zona oeste? Si tenés algún dato avisame, estoy en Ramos Mejía...
    Bueno, mil gracias desde ya y Bendiciones!
    Nan

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3.9.13

    Hermoso!
    sutil delicado...divino como siempre!
    soffi

    ResponderEliminar
  3. me encantó marce!!!! con esa mesada de metal y todas tus decoraciones tan hermosas....con esa sopera azul enlozada es la locuraaaaaaaaa!!!!!!
    ...qué placer desarrollar una pasion que te viene de chica y dedicarte a eso y sentirte tan felizzzzz!!!!!besos marce querida!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo también hacía lo mismo! Daba todo vuelta de lugar y después trataba de convencer a mamá que era mejor así! Pero a diferencia tuya yo si soy apegada a los muebles! Muy!! Besos :)

    ResponderEliminar
  5. Precioso!, no me extraña que le tuvieras cariño.
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3.9.13

    como no llamarte la atención, si es un mueble especial!!!! toscanesco
    Patry.colo

    ResponderEliminar
  7. Que lindo mueble! Y la historia tambien me gustó me hace recordar la propia, siempre cambiaba las cosas de lugar cuando era mas chica! Un beso!

    ResponderEliminar
  8. que lindo Marce lo que contas! y ese muebles quedo divino! un beso!

    ResponderEliminar
  9. precioso mueble, maravillosas fotos bsss

    ResponderEliminar
  10. Pues su dueña debe estar encantada porque está precioso.
    Saludos, Marcela.

    ResponderEliminar

© Deco Marce • DISEÑO / Maira Gall