VIAJES

París XIII - Mercado de pulgas - Parte I

Si algo no me podía faltar en mi agenda de París, era visitar mercadillos de antigüedades y Mercados de Pulgas ( como los llamamos aquí en Argentina).
Antes de viajar investigué un poco sobre el tema y los lugares que la ciudad ofrecía, asique entre tanto paseo cultural, incorporé también un poco " de trastos viejos" a  mi lista de lugares preferidos.
Éste tipo de paseos, siempre forman parte de mi agenda de viaje, tan necesarios para mí, así como lo son los  Museos o  Palacios.
Quien sabe apreciar, 
sabe que allí también reconocemos historia, 
costumbres, tradiciones,estilos y culturas de pueblos, ciudades o países.

SAINT - OUEN

Tomando la línea 4 del subte y bajando en la última estación Porte de Clignancourt,



llegamos a la ciudad de Saint - Ouen ( en el límite con París.)
Allí se encuentran más de 2500 puestos de segunda mano, repartidos en galpones que cubren casi
7 hectáreas del lugar.
(Imaginen mi ansiedad, por llegar a éste lugar)


La historia del Mercado de las Pulgas de Saint Ouen empezó al final del siglo XIX. En aquel entonces, los concejales de París decidieron que los traperos ya no podrían trabajar sobre el territorio de la ciudad vendiendo objetos de segunda mano.Entonces éstos comerciantes deciden  trasladarse fuera de las fortificaciones que rodeaban la ciudad. Es así como se instalan en pueblos como Bicetre, Vanves y Saint Ouen.  Los domingos, cuando seleccionaban sus mercancías colocadas en el suelo,
acudían curiosos desde París para contemplar la mugrienta pero pintoresca exhibición de objetos, y la gente comenzó a comprar.
En 1920 varios propietarios de terrenos en éstas zonas, crean los primeros mercados: Vernaison, Malik y Biron.



Si viven o conocen la ciudad de Buenos Aires, puedo decirles
que éste lugar es como San Telmo y el Mercado de Dorrego juntos!
Hay varios galpones dedicados al mercado de pulgas  y otros sólo a las antigüedades.
Recorrimos y caminamos todo lo que pudimos, puesto por puesto, pasamos casi todo el día allí.
( hay algunos bares en la zona, para hacer parada y reponer energías)
Miré y disfruté tanto de cada cosa que veía, que terminé agotada.
Tomé miles de fotos.
Llegó un momento en que ya no me interesaba seguir mirando más, pero mi compañero
de rutas: Pedro seguía y seguía muy entusiasmado...

Les comparto mi visita al mercado de pulgas más grande, que conocí hasta ahora.

Resumen en imágenes, Parte I














Éste galpón Brocante,
 y como tantos otros...
fuimos descubriendo a nuestro paso aquel día de visita en Saint - Ouen.
¿Tienen ganas de acompañarme, a mirar todo lo que hay allí?


Pasen mañana y juntos podremos recorrer e inspirarnos
 en la entrada que les compartiré como: Mercado de Pulgas Parte II
¡no se lo pierdan!

*

¡BUEN MIÉRCOLES
PARA TODOS!






17 comentarios

  1. ahí si que estuviste en "tu salsa" jejeje, necesitabas un "Container" para llevarte cosas a BsAS. Me da pena porque la última vez que fuí aún no tenía mi blog, imagínate sino esos platitos ...hubiesen caído, casi mejor porque sino mi Visa no lo hubiese resistido, jejej, me sigue fascinando tu París, gracias y bssss

    ResponderEliminar
  2. yo tambien lo visite hace unos 4 años y no podia salir de alli!!!!
    hay cosas hermosisimas y para todos los gustos, mi marido miraba armas, balas y esas cosas y yo miraba platos, joyas, cubiertos... por Dios habia tanto para mirar!!
    el problema era el exceso de peso para volver a Chile y lo delicadas que son algunas cosas...

    ResponderEliminar
  3. En mi próximo viaje me bajo del avión y me directo ahí... Qué te compraste Marce???

    ResponderEliminar
  4. que lindoooooo!!! me volveria loca alli y me gustaria llevarme tooodo!!

    ResponderEliminar
  5. Que belleza! morí de amor con el mueble de cajones!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5.9.12

    que te trajiste Marce? veo algunas cositas que en el equipaje se trasladan!!!
    Patry.colo

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito es todo, esos muebles tan antiguos son preciosos y me encantó la foto de las cajas con tantas y variadas cuentas.
    Dan ganas de visitar aquello.
    Ya estoy esperando la próxima entrada del blog.
    Un saludo.

    http://bloguntoquevintage.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Me tiro de cabeza!! qué te trajiste?

    ResponderEliminar
  9. Que recuerdos!
    yo he visitado ese mercadillo un par de veces y la tienda de los abalorios era una pasada!

    ResponderEliminar
  10. No puedo creer lo que ven mis ojooooos!!! POR FAVOOOOOOOOR!!!

    ME MUEROOOOOOOO.... !!!

    ResponderEliminar
  11. Que gozada poder trastear por allí.

    Zepequeña.

    ResponderEliminar
  12. ayyyyyy Marce, no me alcanzan las 5 vocales para seguir chillando de asombro y placer!!! Aparte de bares, deberían tener puestos con tanques de oxígeno!!!! jajaa!

    ResponderEliminar
  13. No me lo pienso perder, con lo me gusta a mi hurgar en el pasado.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Impresionante! otro motivo más para volver a Paris y van...
    Te falta contarnos con qué te tentaste! un beso

    ResponderEliminar
  15. Que maravilla Marce !!! me pones los dientes largos.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Yo tambien fui a ese mercado de pulgas, que de cosas hermosas habia! Creo que no lo llegue a recorrer entero, pero si me compre alguna q otra pavada facil de traer, unas laminas antiguas y un broche divino, pero q ganas de traerme todo q tenia!!

    ResponderEliminar
  17. qué lindo recorrido marce....te felicito.
    bellísimas fotos.
    lau

    ResponderEliminar

SLIDER

© Deco Marce • DISEÑO / Maira Gall