VIAJES

Barcelona y su impronta Gaudiniana.

Mucho había escuchado hablar sobre ésta ciudad, me intrigaba conocerla y poder descubrirla personalmente. El nombre de Gaudí sobrevolando todo el tiempo cada vez que la nombraban aumentaba aún más mi curiosidad.Y realmente me cautivó cuando pude vivirla en éstos días.Es una ciudad hermosa, de ésas que elegiría sin dudas para vivir. Me encantó la combinación de playa y ciudad urbana, sus avenidas, su vegetación ( es una ciudad muy verde) y por supuesto su historia tan ligada a éste personaje artístico que fue Antonio Gaudi. Luego de conocer La Sagrada Familia,corrí a comprarme bibliografía sobre su vida.Me interesaba saber más sobre él y poder entender sus obras desde otro lugar.Un pequeño librito solucionó mi inquietud y en una noche casi devorando cada página, pude adentrarme en su mundo maravilloso.

En el centro del Eixample, en el Passeig de Gràcia, es donde encontramos las casas más vistosas y conocidas de Antoni Gaudí: por un lado, en la esquina con la calle Provença, la Casa Milà, la famosa Pedrera, de formas ondulantes que recuerdan las olas del mar. Edificio declarado Patrimonio Mundial de la Unesco en elaño 1984.
Conocida como La Pedrera por su cerril aspecto externo, parecido a una cantera abierta, sinuosa y con formas extraidas de la naturaleza, consta de dos bloques de viviendas, intercomunicadas por patios interiores y con una fachada común. Gaudí la proyectó en su plenitud profesional, para la familia Milá a los 54 años, fué su última obra civil.Siempre ha sido considerada una obra de ruptura, fuera de los esquemas de su tiempo,una rara propuesta dentro del propio modernismo y , especialmente una obra que se ha anticipado a la arquitectura del S XX.

Los patios que organizan toda la planta y facilitan una mejor iluminación y ventilación ,fueron una de las innovaciones más importantes de Gaudí. Las fachadas interiores de los patios dejan de ser residuales para convertirse en un auténtico espectáculo de formas, luz y color.



Las aberturas parecen cavadas en la masa ondulante de piedra de la fachada y están adornadas con una magnífica obra en hierro forjado con formas vegetales para los balcones y las verjas, sorprendentes para ser los portales del edificio, simulando plantas trepadoras.
Una de sus mayores atracciones es sin duda la terraza.Las salidas de las escaleras, son sorprendentes esculturas helicoidales revestidas con cerámicas pegadas y mármol. 




Las chimeneas, revestidas con vidrios de botellas, recuerdan guerreros cubiertos con un casco,Todo el espacio es fantástico y futurista.

El Espacio Gaudí situado en la buhardilla o desván de La Pedrera. Está formado por 270 arcos catenarios de ladrillo plano


 y acoge la única exposición dedicada a la vida y la obra de Gaudí, presentando sus creaciones mediante maquetas y planos,mobiliarios, diseños, fotografías y vídeos.


Se le atribuyen unas 14 obras en toda Barcelona a éste famoso arquitecto y la Casa Batlló es otra que encabeza la lista, una verdadera obra de arte, que solo pude admirar desde afuera, ya que llegamos tarde para el horario de visitas en ése momento.
Una pena, no conocer su interior, pero aproveché a quedarme un buen tiempo observando cada detalle de su fachada.
Esta foto,se muestra parte del camino en subida para llegar hasta a el Parque Güell, al que solo logramos llegar hasta la entrada, porque una lluvia torrencial se desató e impidió que siguiéramos la visita.No cabe duda, de que tendré que volver a Barcelona, para terminar de conocer la magia de Gaudí en sus trabajos de arquitectura.
Con tan pocos días de visita,no se puede pedir mucho más.Lo fundamental fue tener un mirada general de la ciudad y conocer éstas obras que marcan artísticamente a Barcelona y también a quienes la visitan.
Un claro ejemplo del estilo Gaudí es la Basilica de la Sagrada Familia.Conocerla y vivirla fue maravilloso. La historia,sus formas,los materiales empleados,las figuras icónicas que se pueden descubrir,la presencia de la naturaleza envolviendo a ésta masa arquitéctonica es increíble.

La Sagrada Familia es una basílica enorme y una de las obras de Gaudí más famosas. Está en construcción desde 1882 y aún sigue incompleta, como podrán ver en las siguientes fotografías.

Una de sus ideas más innovadoras fue el diseño de las elevadas torres cónicas que sobresalen apuntadas sobre los portales, y que se van estrechando con la altura.


El templo, cuando esté terminado, dispondrá de 18 torres.En 1926, al morir Gaudí, solo se había construido una torre. Gaudí,consciente de que la construcción del templo la llevarían a cabo generaciones posteriores, intentó definir el proyecto sobre planos, pero, sabiendo que no le daría tiempo en vida, realizó en detalle tres maquetas en yeso a escala 1:10 y 1:25 de las partes más significativas, con la esperanza de que fuesen empleadas como modelos en el resto del edificio.Hasta el dia de hoy las obras siguen sin interrupciones.




Gaudí utilizó en el interior de la iglesia directrices, que halló en abundancia en la naturaleza.Fue un gran observador desde muy pequeño.éstos ejemplos los encontró en juncos, cañas o huesos; decía: "no existe mejor estructura que un tronco de árbol o un esqueleto humano. Estas formas son a la vez funcionales y estéticas", y Gaudí las empleó con gran sabiduría, sabiendo adaptar el lenguaje de la naturaleza a las formas estructurales de la arquitectura. El arquitecto asimilaba la forma helicoidal al movimiento, y la hiperboloidal a la luz.El interior de la basílica,nos recuerda al bosque y su altos árboles, con sus ramas alzándose hacia el cielo.LA SENSACIÓN de estar allí, ES ÚNICA y maravillosa!
La luz filtrándose por todos lados y el color, fueron premisas fundamentales a la hora de proyectar.
Observen  ése foco de luz central, como nos ilumina y nos eleva...
 
El altar queda enmarcado por un arco triunfal con el Calvario de Jesús, completando así la Santísima Trinidad. El arco triunfal lleva un baldaquino suspendido y coronado por una cruz, de la que sale una parra que teje con sus racimos todo el baldaquino, y un lampadario de 50 candiles alrededor.

Las iglesias en si, son especiales y sus interiores nos transmiten sensaciones variadas.
El interior de la Sagrada Familia es diferente al resto de las iglesias que pude conocer, rompe con los esquemas tradicionales las clásicas góticas.
La paz y la calma están presentes, pero además es fresca y transmite alegría.La luz tan blanca,es casi mágica!

Ahora paso a mostrarles algunos detalles que fui descubriendo mientras disfrutaba de ésta visita.
Las puertas de la fachada de la Gloria, realizadas en bronce por Subirachs con la ayuda del escultor Bruno Gallart, llevan las inscripciones del Padre Nuestro.
La naturaleza presente en toda la obra y por donde mires...



 En 1914 Gaudí decidió dejarlo todo, para centrarse en este único proyecto de la Sagrada Familia hasta el día de su muerte, el 10 de junio de 1926, debido a un trágico accidente sucedido tres días antes. En el libro que leí, cuenta que fue arrollado por un tranvía y que quedó tirado por varias horas,nadie lo reconoció, porque su vestimenta y su aspecto no era distinguida, más vale era de una persona humilde, hasta que fue llevado a un hospital.Trabajó durante 43 años en el templo, hasta 1926. El cortejo de su féretro, que recorrió gran parte de Barcelona hasta la Sagrada Familia, fue un gran acontecimiento ciudadano, puesto que se despedía quien fue —y todavía es— el arquitecto más ilustre de Barcelona. Gaudí fue enterrado en la capilla de la Virgen del Carmen, en la cripta del templo.
AMÉ su vida, sus obras y por supuesto amé Barcelona.Gaudí dejó una huella en mi corazón, de verdad lo siento!

Espero les haya gustado conocer un poquito, sobre la historia de éste gran maestro.Pero no es todo, Barcelona tiene mucho más por regalarnos en mis próximas entradas!

Hasta pronto,
Marce

5 comentarios

  1. Querida Marcela, me encantan tus crónicas de viaje ¿vendrás alguna ve a Asturias?, bsss en mi cocina sigue tu preciosa acuerela ¿te acuerdas?

    ResponderEliminar
  2. Gracidasti por este viaje né la mi amara Barcellona

    ResponderEliminar
  3. Espectacular vitácora de viaje...casi, casi nos cruzamos ahí también. Yo estuve por 2da vez en Barcelona y esta vez la viví desde más adentro, más relajado y vivaz, también la amé desde el primer momento pero ahora la disfruté MUCHO más.
    Sabés? tenemos muchas tomas muy similares...
    Un beso grande,
    Laureano

    ResponderEliminar
  4. Toda a obra de Gaudi es maravillosa! tenés que volver para ir al Parc Guell! te va a encantar. Pero sin dudas la Sagrada Familia es tan especial, tantos detalles increibles, pensados con tanta genialidad y espiritualidad, es un regalo poder visitarla realmente. Y a la vez sentis que es imposible abarcar todo no?! Un beso Marce!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11.1.16

    Estupendas tomas !!1 Gaudí fue un artista incomparable... el Modernismo Catalán es uno de los movimientos mas revolucionarios y hermosos
    Patry.colo

    ResponderEliminar

© Deco Marce • DISEÑO / Maira Gall