VIAJES

Lago de Como { Italia}

Llegar a Milán, es sentir la seducción inmediata de ésta ciudad pisando solamente la Estación Central, una de las principales estaciones de ferrocarril de Europa.


La estación es bellísima, no tiene un estilo arquitectónico definido, sino que es una mezcla de diferentes estilos, especialmente el Art Nouveau y Art Deco y tiene unas cúpulas vidriadas, que me dejaron paralizada!
Solo teníamos programado estar un día y medio en Milán, con lo cual la agenda de visitas, era bastante acotada.Y en prioridad no queríamos dejar de conocer el Lago de Como y sus alrededores. Entonces desde allí mismo, tomamos el auto en alquiler y luego de dejar nuestro equipaje en el hotel, emprendimos rápidamente el viaje por carretera hacia aquel lugar.
El Lago de Como (o Lario) está situado a unos 50 kilómetros de Milán es muy cerca y vale la pena ir a conocerlo, ya verán! Desde el auto pudimos apreciar y disfrutar el paisaje, con sus hermosísimos colores y su vegetación.
Fuimos paseando por toda la costa, admirando los distintos pueblitos.


 Al llegar a Tremezzo, estacionamos el auto y comenzamos una caminata de disfrute para nuestros sentidos!
El lago, es uno de los más importantes de LombardíaDesde ambas orillas se puede disfrutar de fascinantes vistas, pueblos, espléndidas villas y exuberantes jardines. 
A medida que uno se acerca va siendo cada vez más consciente de la irrepetible escenografía de éste lugar!

No se puede creer estar viendo como telón de fondo la cordillera alpina, cuya vista alcanza más allá de la frontera con Suiza, es un paisaje muy especial.Las terrazas al lago, son la atracción de algunos restaurantes de la zona.
Un placer como pocos, degustar una rica comida con semejante vista de frente!

Miren ésta piscina que se ve, como flotando sobre el lago!
La piscina, pertenece al Grand Hotel Tremezzo, con más de cien años de historia a orillas del Lago di Como.
Desde afuera se percibe la elegancia y la magia de un edificio seguramente testigo de la historia del lago. Fue fundado en 1910 por Enea Gandola, un caballero de Bellagio y decorado con el buen gusto de su esposa María Orsolini, quienes tuvieron la visión de crear un hospedaje con clase y sofisticación a orillas de uno de los lagos más bellos del mundo.


También tiene una playa flotante, donde sus huéspedes pueden disfrutar plácidamente de las vistas y los atardeceres, que según dicen...son los mejores del mundo.

Seguimos la caminata maravillados y apreciando cada paso que dábamos.
Aqui pueden ver con (ésas estatuas) la entrada a Villa Carlota que data del siglo XVII .Una villa lombarda muy famosa por las importantes obras de arte que en ella alberga y por su bellísimo jardín que permanece intacto desde aquellas épocas. No accedimos por el tiempo escaso que teníamos, pero según dicen...es un lugar lleno de magia y encanto.


Dicen que fueron muchos los nombres ilustres que han caído de rodillas frente a la imponente belleza del Lago di Como: Flaubert, Mark Twain, Thorwaldsen, Shelley, Thomas Mann, Listz y Schubert.
También escritores, pintores, nobles y emperadores lo escogieran como retiro de inspiración y reposo. Napoléon Bonaparte y su esposa Josefina, se construyeron la neoclásica Villa Olmo en la punta sudoeste del lago, cerca del pueblo de Como.
Mientras caminábamos, nos encontramos con un descanso debajo de una pérgola de glicinas, que aunque no estaban florecidas, aún conservaban su follaje. Parar allí por unos instantes y admirar el paisaje desde éste ángulo natural, fue un momento de plenitud y belleza, que no lo puedo explicar solo con palabras...

Miren las raíces de las glicinas entrelazadas, como abrazando cada soporte que encontró en su camino del crecimiento!son centenarias seguramente...

Tomamos nuevamente el auto y adelantamos un poco de lugar.


Veíamos todo tan increíblemente hermoso...


Justo frente al lago siguiendo por la orilla, pero de la mano de enfrente, se encuentran hospedajes y restaurantes, estratégicamente ubicados.

Decidimos parar y detenernos a admirar tranquilos toda ésta belleza junta.
Mientras almorzábamos las pastas más ricas de Italia ( les juro) nos comentaban como curiosidad, que posiblemente éstos paisajes fueron el fondo, del cuadro de la Mona Lisa.
( paréntesis para mostrarles la botella de agua que me encantó)

 Además nos enteramos que sí, fueron seguro, parte de los lugares de rodaje de películas como El ataque de los clones de 2002, Oceans Twelve de 2004, James Bond en Casino Royale de 2006 y El otro hombre de 2008.
La vista desde el restaurant, me regaló uno de los mejores recuerdos, que quedarán guardados por siempre, en mi memoria visual.

Italia tiene mucho aún por regalarnos!
Espero lo hayan disfrutado tanto como yo,
no todos los días se sale de paseo, por el Lago Di Como...
Hasta pronto,volveré por más Italia!
Marce

2 comentarios

  1. Anónimo3.12.15

    Sus colores me fascinan!
    Patry.colo

    ResponderEliminar
  2. Todos volveremos a Italia!
    hermoso trip.

    Un besote
    Lau

    ResponderEliminar

© Deco Marce • DISEÑO / Maira Gall